viernes, 9 de septiembre de 2011

El buen uso de una bufanda/pashmina

Pues si, nos ha pillado una pequeña tormenta típica de septiembre y por aquí entre una limonada calentita, con calcetines y mantita ando abullonada en mi sillón, esperando a que pase la tormenta.
Mientras tanto, les dejo un estupendo video, de una maravillosa y guapísima blogger: Daniela en su Nany´s Klozet, ella además de ir siempre fantástica con ropa que consigue a veces a precios de locura, tiene consejillos divertidos, no se pierdan el Extra, ya que si, hay mil maneras de usar una bufanda o foulard o pashmina pero como ella lo hace casi al final no lo había visto nunca, vamos la coquetería hecha chica...


Y ya que está el clima como está, una canción de mi "fondo de armario musical":



FELIZ FIN DE SEMANA!!! Un besito enorme a todos

lunes, 5 de septiembre de 2011

Este domingo, tocó Fideuá

Si como leen esta humilde servidora preparó con la ayuda incondicional de su queridísima madre este plato Valenciano, la Fideuá o Fideguada, que no es más que la versión a la pasta de la tradicional Paella (claro está con sus variantes incluidas).

Hago acotación antes de mostrar mi versión, que es producto de una chica que poco o nada sabe de cocina, por lo cual espero no insultar a los adeptos al arte culinario con mi presentación...
Y como segunda acotación, no puedo cocinar con las uñas pintadas; admiro notablemente a las chicas que pueden hacerlo, sin embargo yo para cocinar sobre todo el pescado, me hago la manicure a la inversa es decir, el día anterior me quito la pintura, me exfolio las manos y luego mucha agua tibia e hidratante (OJO son manías mías). Esto para no horrorizar si no ven uñas perfectas en las imágenes!!!

Ahora si, de dónde saqué eso de hacer fideos con pescado, pues un día comiendo en un restaurancito gallego (como buena gallega AMO por sobre todas las cosas el pescado y los mariscos) en vez de pedir mi pulpito como siempre, ví Fideuá y le comenté a mi churri la innovación, ahora incorporando más platos al menú, total que me lo pedí. Señores no es por insultar, pero si es comida gallega, mejor que se quede en comida gallega y a no innovar tanto, por favor, además de bastante carillo el platito, no pasó de ser "espaguettis con trozos de pescado (me da que atún de lata) y unos poquitos mejillones" vamos una deconstrucción BRUTAL de lo que es el verdadero Fideuá.

Me dije sabiamente, no vuelvo a probarla en mi vida... Hasta que, ví a Ohno, un Chef japonés del canal de televisión El Gourmet.Com; el mismo además de didáctico hizo una especialización de comida vasca y valenciana y OH!!!! Dió los tips para hacer una buena Fideuá y no morir en el intento.

A lo que voy, la receta es súper rápida y facilita de hacer. Para las chicas más prácticas se compran los camarones (o gambas) y los calamares ya limpios y/o congelados y se ahorran los pasos. Como mi mamá es de la usanza antigua me enseñó a comprarlos frescos y limpiarlos en casita.

Compramos 1/2 kilo de camarones (o gambas) y 1/2 kilo de calamares. Además usamos 1 pimentón rojo, 1 cebolla grande, 3 dientes de ajo, 1 bote de unos 100 grs de pasta de tomate, 1 tomate también grande, sal, pimienta y la vedette de la receta, la pasta vermicelli o para los menos entendidos como yo: spaguettis o pasta larga unos 750 grs.

Lo primero es hacer un fumé o poner las cabezas de los camarones a cocer con un poquito de sal, hasta que hiervan. Esto es para sacar el mejor sabor de los camarones y así en vez de usar agua en la preparación, usamos un líquido que tiene ya incorporado toda el alma del pescado.




Mientras se están hirviendo, nada de esperar y perder el tiempo, se puede aprovechar para limpiar los camarones y los calamares (sobre todo para las que somos tradicionalistas y lo compramos sin congelar) además de picar el pimiento, tomate, cebolla y el ajo...OJO súper importante colocarlo todo en recipientes separados y lavarse las manos entre limpiar el pescado y picar, para evitar la contaminación cruzada.



A continuación, después de hervidas las cabezas de las gambas (camarones) se cuelan y se deja reposar el fumé. Se coloca en una sarten grande o cazuela un poco de aceite y a preparar el sofrito, colocando la cebolla, el ajo, vueltitas, vueltitas, esperar un poquito... el tomate, esperar un poquito más y el pimentón:



Se colocan los camarones y calamares:



Y aquí viene el GRAN SECRETO: recuerden, hacemos Fideuá no pasta con gambas, por lo cual, nada de cocinar la pasta aparte, colarla y después echarla a esta preparación NOOOOO. Deben cortar antes de ser cocidos los spaguettis del mismo tamaño, con las manos, de un largo aproximado (es a ojo) de unos 3 ó 4 cms:


Y luego se echa a cocinar con lo que ya venimos haciendo, pero no es que volcamos de una vez toda la pasta, se hace por medidas, como el arroz. Supongamos que se usan tazas, pues se va contando, se llena una taza de pasta, dos tazas de pasta... hasta acabar de echar toda la pasta picadita y después, el fumé que preparamos al inicio.
La proporción es 1 a 1, o sea, si los 750 grs de pasta me dieron para llenar 4 tazas, pues ¿Cuánto debemos añadir de líquido? pues también 4 tazas, y la cosa va tomando color:



En este punto se coloca la pasta de tomate, se van dando vueltitas todo a fuego lento, y opcional colocar pimentón en polvo y bueno si tienen en casa, azafrán Ummmmm!!!! Se espera a que la pasta esté al dente y las gambas tomen colorcillo y Voilà: FIDEUÁ listo!!!!!


Debo destacar, que hecho en casita, es un plato súper económico y con los ingredientes dados, nos rindió para unas 5 personas (bueno ahora mismo reposa un poco en la nevera porque hasta para 6 personas alcanzaba cómodamente)...

Este post va dedicado a mi profesora de cocina en el colegio (obviamente no tengo idea donde estará ahora). Una niña de 14 años llegó a ODIAR la cocina y todo lo que tuviera que ver con ello, porque casi reprueba el curso tras los múltiples regaños y obligaciones que tuvo que soportar al considerar el cocinar como una materia. 
Hoy voy tomando el gusto a los sabores, olores y ya voy perdiendo el temor.

No hay nada peor que hacer las cosas OBLIGADAS...
No hay nada mejor que hacer las cosas por CONVICCIÓN y AMOR!!!

Feliz inicio de semana, y un beso ENORME a todos!!!

viernes, 2 de septiembre de 2011

La hora del chocolate!!!!

Ya que terminó agosto y con esto los excesos vacacionales (aunque todavía me queda un mes relativo de vacaciones), comienza la cuenta atrás, los días se hacen ligeramente más cortos, y los momentos libres no saben igual.
Por ello para consentirnos un poquito nos fuimos a merendar a un sitio que yo llamo el mejor rincón para relajarse, en las cercanías de la ciudad, para olvidarnos del tráfico, del estrés cotidiano.

Nos pedimos torta de Pirulín (barquillas rellenas de Nucita, un deleite TOTAL), tartaleta de fresas (para mi) y un maravilloso Strudel de Manzana con ese toquecito picante de la canela, definitivamente DELICIOSO!!! Para tomar chocolatito caliente, ya que por estos días hay lluvia alternada con intensos momentos de calor, es lo que tiene el trópico, por lo que en un momento cae una lluvia torrencial para en un rato hacer un sol radiante (Si la fórmula perfecta para encontrar los más maravillosos arcoiris)




Aquí dispuesta a comerme mi tartaleta, como pueden ver, le doy buen uso al bolso que me regalo mi mami, el look de lo más cómodo (hay días que saca más puntos en mi elección mental la comodidad que el glamour) leggins, camiseta y tenis.




Como no había mucha gente, me dispuse a ir a otro lugar de la terracita de lo más cómodo con un sillón para deleite de las personas que buscamos un momento de relax, por cierto, las antigüedades que exhiben las venden (a precios altos por supuesto), yo me enamoré del revistero de madera, lo NECESITO, ya que no hallo donde meter tantas revistas (debo ver más DIY´s para aprender a hacerme uno):



Y de regreso para continuar con el deleite (aunque doy fe, que solo los probé ya que se los llevé a mi mamá) entramos a BlueMoon Chocolates, una bombonería lindísima y con apuestas un tanto diferentes, verán:




Los bombones se pueden seleccionar del sabor que deseen ya que los venden por el tamaño de la caja, hay de diversas presentaciones, desde los "tengo antojito solo de tres", a "estoy desesperado porque me porté mal con mi novia, mejor me llevo la docena". Como conozco a mi familia chocolatera, llevé una caja de nueve, los sabores:
*Café   *Chocolate blanco relleno de caramelo *Praliné de avellana  *Relleno de té verde (sabor un poco extraño para mi poco educado paladar en eso de sabores nuevos)   *Trufa   *Relleno de lavanda y miel (este me gustó más que el de té verde)  *Praliné de nueces  *Relleno de Amaretto *Relleno de crema irlandesa

De los que probé el que más me gustó fue el Praliné de Avellanas, aunque habían por lo menos quince tipos más, solo que no era cuestión de llevarse toda la tienda... La relación precio valor es buena aunque el trato con la clientela deja un poco que desear, por lo cual creo que me quedo con la tradicional marca de Chocolates St. Moritz o los maravillosos y tradicionales El Rey.

FELIZ RESTO DE SEMANA y a consentirse!!!