jueves, 29 de marzo de 2012

Anillos caseros

Ya por fin jueves, y la semana que viene enterita de vacaciones yupiiiiii, aunque no saldremos de viaje, tener una semanita entera de descanso para la voz, salir a pasear por la ciudad un poco más calmada y aprovechar el tiempo para darme algún que otro mimo como hacerme las manos, masajes con cremita o simplemente escuchar música, es algo que se agradece...

Comentando de lo que va la entrada, pues eso, de anillos caseros, yo que tengo la piel súper sensible, no puedo usar anillos de fantasía, como los dorados y plateados tan bonitos que venden en muchísimas tiendas, si los uso, solo por un ratito porque si me los dejo más tiempo, se me ponen los dedos rojos y me comienzan a molestar, por lo cual debo quitármelos al poco rato, total que conseguí una pequeña solución, claro jamás quedan igual que los comprados, pero al menos puedo lucir lacitos en mis dedos que tan de moda están, necesitamos:




Lo único que compré fueron las bases para anillos en plástico, porque metálicas como digo me hacen daño en la piel, estas bases las adquirí en una mercería, habían de todos los colores, para probar, compré cuatro, dos en tonos claritos, una verde y otra negra:



Luego lo que hice fue cortar cintas y encajes y pegarlos a las bases, dejé secar una noche y aquí el resultado, los colores, y formas para decorar, ya quedan a la imaginación:


Hice tres, un lacito en negro, otro en verde y el otro en vino tinto, así se ven puestos, aunque no combinaran con el tono de mis uñas, AMO este color, la marca de la pintura se llama Vogue y de verdad que es maravillosa, dura un montón, no mancha mis uñas y cubre en solo una capa!!!






Que emoción ver que algunas chicas toman ideas de las cositas que muestro, Montse desde su taberna, muestra como le quedó su habitación decorándola con unas cajas de vino, recicladas, quedó PRECIOSA!!!

Mil gracias, una vez más por sus visitas y comentarios, poco a poco los visito, el mundo Blogger para mi es en definitiva un placer,

Muchos besitos,
desde las alturas



miércoles, 14 de marzo de 2012

Reciclando revistas

No se si les ha pasado, al menos un momento especial del mes para mi, es ir a la librería y comprar las revistas que han llegado, llegar a casa y esperar ese momento para entre un cafecito o té empezar a echar un ojito a los artículos, las puesta en escena y hasta las propagandas...
De mis preferidas Vogue y Bazaar y si no han llegado compro Glamour...
Para darme ideas con los patrones, Burda
Por las clases, para estar actualizada Dinero, Gerente, Business
En fin que son muchas las que se acumulan y me da demasiada penita regalarlas o botarlas, por ello además de fabricarme revisteros, que si, permiten almacenar unas cuantas, decidí usarlas para decorar cajas... y algo más
Así que si eres de las personas que como yo, quieres darle una oportunidad a ese papel maravillosamente impreso, una pequeña idea:




La caja en si, no es que estuviera dañada o fea, simplemente quise darle otro aire, así que recorté las hojas de revistas que más me gustaron (tomé dos Vogue de hace varios meses) las uní con cinta adhesiva, formando una lámina para forrar la caja, para darle resistencia, protegí la lámina con papel contac, es idéntico al proceso que se sigue para forrar libros.



Y aquí el resultado, lo bueno de aplicar papel contac, es que luego se puede limpiar fácilmente con un pañito o incluso con una toallita húmeda.





Eso de guardar las revistas y luego usarlas es algo que practico desde hace unos 20 años, si madre mía, tanto tiempo...
Cuando empecé en bachillerato, en el cole nos dieron libertad para forrar los libros como quisiéramos y desde allí se me hizo costumbre seleccionar hojas de revistas, tenía las portadas de los libros más originales del salón, para muestra dos de los que aún conservo, uno del año 1992 y otro del año 1993 (para que vean lo bien que se conservan):

* El mejor libro para redacción de cartas, de aquella no teníamos Internet...




* Gracias a éste, aprendí matemáticas de verdad, ahora lo usa mi hermana y creo que en un futuro hasta Lalita podrá usarlo...

Mil GRACIAS por sus visitas y comentarios, en la medida que puedo visito sus blogs, leer cada entrada que colocan es un verdadero placer!!!

Y ahora si, que tengan muy feliz resto de semana,
Besitos,
desde las alturas

viernes, 9 de marzo de 2012

Rubia Sol Morena Luna

Lo acabo de ver por Facebook y me ha gustado tanto que hasta le dió título a esta entrada, grabado en Argentina, unos chicos que conocí y que si, van cosechando éxitos, a muchos no les gusta, a mi desde que sacaron ese "a mi lo que me hace falta es una hembra de verdad, maestra consumada en la estimulación oral" marcaron mis inicios universitarios, quizás su lírica no sea la más profunda, sin embargo tienen ese algo que hace que las letras se queden pegadas.
A veces al leer cosas como el párrafo anterior y luego volver a darle a play y ver el vídeo de nuevo, me pregunto ¿De verdad soy mamá de una niña de casi tres años? no sé, definitivamente creo que en muchas cosas soy una mamá fuera de la norma.
Si exisitiera un manual de Carreño para madres no tan jóvenes (que si, que no soy viejita, pero ya hace mucho pasó mi adolescencia) creo que incumpliría alguna de las reglas... al menos no le falta amor, tiene sus castigos en el momento que lo merece y alimentada está (más bien de más según el pediatra), así que porque algunas veces tenga mi lado casi adolescente, no me hace menos...
Por cierto, como la pena son cuatro letras, ya hasta poses en la calle, cuando me eché estas fotos, dos jovencitas de unos 13 ó 14 años, mirando aleladas... si niñas, hay frikis en el mundo, entre ellas, YO!!!






Y aquí el vídeo en cuestión, me encanta por el toque vintage que quisieron darle, Rubia Sol Morena Luna

"Una toma Prozac como Tic Tac,
los pasa con Coñac y con Balzac
A la otra le gusta Arjona y Coelho,
juega con su pelo quiere ser modelo
Si uno es soledad y dos son compañía,
tres es como jugar a los espías..."




Muchos besitos y
FELIZ FIN DE SEMANA,
desde las alturas

martes, 6 de marzo de 2012

Reciclando cajas

Hoy en día si no reciclamos pareciera que andamos mal, que no cuidamos nuestro planeta y es que la "Conciencia Eco" nos toca de cerca, somos la generación que debe cuidar, transformar y dejar huella en los más pequeños sobre lemas como "El planeta Tierra es solo uno".

Honestamente confieso no reciclar todo lo que debería, en el supermercado pido dobles bolsas para algunas compras (aunque supuestamente éstas son de plástico reciclado) y es que seamos sinceros, hay cosas que aceptan el bolso ecológico y que lo llevemos al hombro, pero cuando se hace la compra para toda una semana, si vamos a pie es imposible meter todo en dos bolsas de las ecológicas y andar a cuestas hasta casa con ese peso encima.
También confieso que es ahora que me acuerdo (a veces) de cerrar el grifo cuando me cepillo los dientes y medio apuro para lavarme el cabello, pero lo sé, debería hacer más cosas por el planeta.

Por eso y porque no conseguía revisteros que no fueran de madera, decidí usar esas servilletas tan preciosas que venden para una manualidad llamada Decoupage (técnica que usa papel impreso simulando la pintura a mano) en cajas que conseguí prácticamente de la basura... Nooooo, no es que fuí de guarra y agarré cajas sucias, tampoco llego a ese extremo por reciclar, sencillamante estuve pendiente de la hora en que cerraba una perfumería cercana y cuando el chico iba a botar las cajas del día, se las pedí para crear cajas decorativas.

Lo primero que hice con la brocha seca, fue quitarle el polvo a la caja, después la corté para darle forma de revistero y le agregué una capita de pintura blanca.



Una vez secada la pintura llega el siguiente paso, para ello se usan las servilletas, en este caso elegí unas preciosas de la Torre Eiffel, este tipo de servilletas son súper económicas y las venden en tiendas de artesanías y manualidades, lo que si, hay que quitarle todas las capitas de papel, que solo quede el de la imagen que vamos a pegar.




En un envase que no usemos para otras cosas (usé uno de lavaplatos) se mezcla agua y pegamento, yo lo hago a ojo, que quede líquido para que se adhiera más rápido la servilleta.




Una vez que se colocaron todas las servilletas y cubrimos la superficie de la caja (por dentro y por fuera), se deja secar, toda la noche.
Al día siguiente, la superficie está súper dura y podemos decorarla a gusto.



Y el resultado, aquí está:



Esta otra caja, la dejé tal cual me la dieron y usé otras servilletas, ahora la utilizo para guardar cositas de manualidades:





Ya he realizado varias cajitas, incluyendo una especie de vitrina para mis muñecas de porcelana, y la verdad aunque se tarda un poco de tiempo desde que se inicia hasta que por fin se ve la labor terminada, me ENCANTA el resultado, por su bajo costo y por el resultado tan bonito y variado que se puede lograr!!!
Así que al menos en algo se que estoy reciclando...


Besitos,
desde las alturas